¿Qué significó la “generación décima” en el pensamiento Argentino?

¿A qué llamamos “generación décima”?

La generación 10ª es la de los nacidos entre 1888 y 1902, tiene su etapa de formación entre 1910 y 1925 (“juventud de la generación”), la de gestación entre 1925 y 1940 y la de gestión entre 1940 y 1955.
Cuando nos referimos a ella, concebimos a un grupo de pensadores, escritores, historiadores, economistas, músicos, artistas y filósofos que compartieron un mismo espíritu y revalorizaron una historia incompleta, incierta, desconocida, una “historia muda”.

… una gran conmemoración acompañada con críticas y consejos…
“La impresión que una generación nueva produce sólo es por completo favorable cuando suscita estas dos cosas: esperanza y confianza. La juventud argentina que conozco me inspira ―¿por qué no decirlo?― más esperanza que confianza.” (…) “La nueva generación goza de una espléndida dosis de fuerza vital, condición primera de toda empresa histórica; por eso espero en ella. Pero a la vez sospecho que carece por completo de disciplina interna, sin la cual la fuerza se desagrega y volatiliza: por eso desconfío de ella; no basta curiosidad para ir hacia las cosas; hace falta rigor mental para hacerse dueño de ellas.”
                                                              José Ortega y Gasset

Tomaremos en nuestro marco de análisis a dos grandes pensadores sociales: Arturo Jauretche y Scalabrini Ortiz.

Ensayista, escritor y político, Arturo Jauretche fue el iniciador de un pensamiento nacional, que difundió e hizo trascender en otros.
El análisis de su pensamiento es muy interesante debido a su gran transformación. Algunos escritores y periodistas lo llaman “militante de todas las batallas”. Influenciado por su ideología familiar, Arturo Jauretche milito en su juventud en el Partido Conservador, luego se enrola en las filas Yrigoyenistas influenciado por el poeta Homero Manzi, después fue peronista y finalizó siendo un ferviente anti-imperialista. Aun así, su idea dominante era la creación de un proyecto nacional y estos cambios partidarios tenían un hilo razonable conducido por una ideología constante: “un proyecto nacional es un proceso popular a construir, un proyecto social ligado con lo genuinamente democrático, mucho más allá de los partidismos”
“Lo nacional no es lo xenófobo, lo nacional es lo universal visto por nosotros” (A. Jauretche)
Jauretche fue un luchador que boxeó con pasión argentina y orgullo nacional. Tal vez sea por eso que le gente lo admira o simplemente lo ignora.

 
Raúl Scalabrini Ortiz fue unos de los mayores pensadores que acompaño a Jauretche en su lucha constante. Su influencia ideológica, su talento de investigador y de escritor, su voluntad sacrificada de servir al país, le costó muchas pérdidas pero lo premio con el titulo incuestionable de “descubridor de la realidad argentina”. Con Arturo Jauretche estableció una amistad que perduró hasta su muerte. En 1936, Scalabrini Ortiz comenzó a abordar los temas centrales de la dependencia argentina: los ferrocarriles, el endeudamiento financiero y el petróleo. La nacionalización de los servicios públicos fue su máximo ideal llevado a la práctica en el gobierno de Perón. Scalabrini Ortiz dominaba un espíritu crítico, libre e independiente.

 
FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina), fundada el 29 de junio de 1935 fue espacio político y de análisis histórico donde Jauretche proyecta todas estas ideas de “un país libre”, influenciado por las ideas críticas de Scalabrini Ortiz, a quien consideraba su maestro. Entre otros  socios fundadores estaban Homero Manzi, Luis Dellepiane, Gabriel del Mazo, Atilio García Mellad, Jorge del Río, Darío Alessandro (padre) y posteriormente Raúl Scalabrini Ortiz, representando la línea más radical.

Entrevista a Arturo Jauretche sobre el estatuto legal del coloniaje

FORJA desarrolló una propuesta fuertemente nacionalista, de denuncia y oposición al neocolonialismo. Arturo Jauretche fue un constante cuestionador de la clase dominante, de sus hábitos y su política de alianzas con el modelo económico de Inglaterra y EEUU. Difundiendo el lema de “Somos una Argentina colonial, queremos ser una Argentina libre”, FORJA analizó y expuso los mecanismos económicos del neocolonialismo, así como el comportamiento ilegítimo de las empresas y capitales extranjeros en la monopolización de sectores claves de la economía.
El impacto de  FORJA en la actividad política directa fue menor, pero su impacto en la cultura política argentina sería determinante en las décadas siguientes.

 
 El grito de la “historia muda”

 

Desde 1935 en adelante, la importancia de la FORJA, para muchos, fue grande al iniciar en parte el revisionismo histórico, esa escuela que se opuso a la visión de “próceres de mármol” construida por la historia mitrista.

Arturo Jauretche pensó”… la incomprensión de lo nuestro preexistente como hecho cultural o mejor dicho, el entenderlo como hecho anticultural, llevo al inevitable: todo hecho propio, por serlo, era bárbaro, y todo hecho ajeno importado, por serlo, era civilizado. Civilizar, pues, consistió en desnacionalizar…”

“Civilizar consistió en desnacionalizar” son palabras que nos conducen a una historia oculta, desconocida, cargada de nuestras verdaderas raíces culturales. Para consolidar el colonialismo, era necesario cultivar en la sociedad mecanismos de “denigración de lo propio” y “exaltación de lo ajeno”. Lo ajeno fue, en esa época, la Europa Ilustrada.

 

Scalabrini Ortiz revalorizaba la historia oficial con una escritura magistral, con un estilo poético único: “El silencio es un arma tan eficaz como la ley, cuando se maneja con habilidad. El silencio es mortífero para las ideas. El silencio abate toda pretensión de autonomía, coarta la inventiva, impide el análisis, sofoca la crítica, detiene el mutuo intercambio de pensamientos, en que un pensamiento colectivo puede llegar a concretarse”

Decía al respecto: “La historia oficial argentina es una obra de imaginación en que los hechos han sido consciente y deliberadamente deformados, falseados y encadenados de acuerdo a un plan preconcebido que tiende a disimular la obra de intriga cumplida por la diplomacia inglesa, promotora subterránea de los principales acontecimientos ocurridos en este continente” … “La reconstrucción de la historia argentina es, por eso, urgencia ineludible e impostergable. Esta nueva historia nos mostrará que los llamados “capitales invertidos” no son más que el producto de la riqueza y del trabajo argentinos contabilizados a favor de Gran Bretaña”

 

Su lucidez permitió descubrir que la historia distorsionada que se enseña en las escuelas había sido escrita por los hombres de la oligarquía liberal. Había comprendido, al igual que Arturo Jauretche el papel de la prensa en un país semicolonial como el nuestro: “La prensa argentina es actualmente el arma más eficaz de la dominación británica. Es un arma traidora como el estilete, que hiere sin dejar huella. Un libro permanece, está en su anaquel para que lo confrontemos y ratifiquemos o denunciemos sus afirmaciones. El diario pasa. Tienen una vida efímera. Pronto se transforma en mantel o en envoltorio, pero en el espíritu desprevenido del lector va dejando un sedimento cotidiano en que se asientan, forzosamente las opiniones. Las creencias que el diario difunde son irrebatibles, porque el testimonio desparece”

 

 

Ya en septiembre de 1955, caído el gobierno peronista, Scalabrini Ortiz y Jauretche estaban casi retirados de la actividad política, pero cuando la oligarquía vuelve a tomar el poder, sus voces reaparecen repudiando una vez más el sistema de gobierno conservador.
Las vidas de Jauretche y Scalabrini fueron una lucha constante por la patria, la justicia y la soberanía. Scalabrini lo enseña claramente de esta forma:

“Desalojemos de nuestra inteligencia la idea de la facilidad. No es tarea fácil la que hemos acometido, Pero no es tarea ingrata. Luchar por un alto fin es el goce mayor que se ofrece a la perspectiva del hombre. Luchar es, en cierta manera, sinónimo de vivir: Se lucha con la gleba para extraer un puñado de trigo. Se lucha con el mar para transportar de un extremo a otro del planeta mercaderías y ansiedades. Se lucha con la pluma. Se lucha con la espada. El que no lucha, se estanca, como el agua. El que se estanca se pudre.”

Para escuchar la entrevista al historiador Félix Luna, presione play aguarde unos segundos…

 

PARTE 1  : Revolución estética-cultural

http://rapidshare.com/files/123446928/REC09.mp3.html


PARTE 2: Influencia del pensamiento nacional hoy en día
http://rapidshare.com/files/123446609/REC07.mp3.html

 

PARTE  3: Personaje destacado de la generación décima: Raúl Scalabrini Ortiz

http://rapidshare.com/files/123446239/REC06.mp3.html

Anuncios
Published in: on junio 17, 2008 at 1:22 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://pensamientonacional.wordpress.com/2008/06/17/%c2%bfque-significo-la-generacion-decima-en-el-pensamiento-argentino/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: